Utilizamos cookies y no lo escondemos
www.luisangelmartinez.es utiliza cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Por favor, revisa nuestra Política de Cookies para comprobar que estás de acuerdo con ella.
Cerrar

Logo de Luis Ángel Martínez Fotografía de naturaleza y paisajes

Realice su búsqueda

Mi blog

Mi blog personal


Inicio > Los Ancares. Tierra de Pallozas

Los Ancares. Tierra de Pallozas

0 comentarios - Fecha: 2008-06-08
Os Ancares o Los Ancares- depende del lugar desde los que las nombres- son las viejas montañas que comparten Galicia y León; una separación natural de cumbres redondeadas que revelan el paso de millones de años.

Los Ancares. Entre León y Galicia

Ningún pico aquí supera los dos mil metros.

Te cautivan desde lo más alto y te admiran desde cualquier lugar; de hecho la UNESCO les ha declarado parte de la gran Reserva de la Biosfera de la cordillera Cantábrica junto con Muniellos, Picos de Europa y Laciana.

Los Ancares. Entre León y Galicia

Desde lo alto del puerto de Ancares, bien podrías imaginarte al oso caminado por la sierra. Los expertos dicen que los osos cantábricos que se pueden ver por aquí son asturianos, que cuando llega la primavera salen de sus cuevas para buscar alimentos recorriendo muchos kilómetros.

Como dirían los lucenses de las meigas, “habelos hailos”, lo saben bien los aldeanos que cultivan miel en panales y por eso los protegen con muretes.

Actualmente ya está en marcha un plan de recuperación de esta especie para la sierra de Lugo. De momento es más factible ver urogallos.

Los Ancares. Entre León y Galicia

La vegetación se va escalonando según las altitudes.

Predomina el monte bajo de brezos, blanco de nieves en invierno; verde, amarillo, y morado en primavera; sobre todo morado.

Los Ancares. Entre León y Galicia

En las zonas orientadas al norte permanecen los grandes robledales que acogen en otoño otras tonalidades de abedules, avellanos, servales, acebos y tejos.

Ha de ser otro escenario espectacular esa época. Hay que volver en octubre.

Los Ancares. Entre León y Galicia

Pasear sus pueblos es tener la sensación de que el tiempo se ha detenido en este lugar. Aquí las gentes aún viven despacio, todavía saben escuchar su silencio y su ruido.

Los inviernos son muy largos y la nieve, al menos antaño, les mantenía aislados muchos meses al año.

Ancares Tierra de Pallozas

Así vivían, despacio, en sus pallozas.

Nos cuenta un aldeanos de Piornedo, que vivían familias en pallozas hasta hace poco menos de veinte años. Ahora las pallozas conviven – mejor dicho sobreviven- junto a nuevas edificaciones.

En Piornedo, Balouta o Pereda de Ancares hay pallozas convertidas en museos, que por el modesto precio de un euro te enseñan para que veas el lugar donde nacieron y vivieron los moradores de estas tierras.

La palloza es una construcción primitiva relacionada con los castros celtas.

La planta es circular, construida con piedras, y el tejado está hecho de paja de centeno y colocado de tal manera que evita absolutamente el paso del agua.

Ancares Tierra de Pallozas

Colocan estos techos también en sus hórreos.

El interior es bien simple, una división horizontal divide la estancia en dos partes: una para las personas y otra para los animales, que proporcionaban calor a la casa.


Ancares Tierra de Pallozas

La lumbre de la “lareira” también contribuía a caldear las frías noches de los inviernos en la sierra.

A la hora de dormir, solo el matrimonio tenía el privilegio de hacerlo en un cuarto cerrado con madera. “Os rapaces” dormían sobre las tablas que atravesaban el diámetro de la palloza y que servían como separación con respecto a la parte en la que dormían los animales.

En fin que un viaje a los Ancares es del todo recomendable para quienes busquen un lugar tranquilo donde poder caminar por la montaña a sus anchas sin encontrarse a mucha gente por el camino, no les importe conducir por carreteras estrechas viendo valles estupendos y sumergiéndose en la tranquilidad que es habitual en todas las localidades de la zona.

Ancares Tierra de Pallozas

Esta primavera estaba precioso.


Comentar esta entrada del blog

Deja un comentario
Los campos señalados con * son obligatorios

Comprobación de seguridad
Captcha ¿No puedes leerla? Prueba con otra palabra.